2021 la elección más grande y desafiante

Texto de Juan Carlos Gómez Aranda, Director de Asuntos Públicos de Cuadrante Estrategia y Comunicación

Dentro de pocas horas celebraremos la elección más grande y desafiante de la historia de nuestro país. Debido a las reformas para unificar en una sola fecha las elecciones de gobernadores, presidentes municipales y congresos locales, con la jornada electoral federal, este 6 de junio se elegirán 15 gobernadores, 30 congresos estatales y 1900 ayuntamientos. La lista nominal de electores del INE incluye a más de 93 millones de mexicanos que podrán votar en las 164 mil 500 casillas, atendidas por un millón y medio de funcionarios electorales.

Se trata de una elección que también es plebiscitaria del gobierno del presidente López Obrador, por lo que es fundamental para la 4T que su partido, Morena, triunfe, particularmente en la conformación de la próxima Cámara de Diputados, donde actualmente Morena cuenta con 253 curules, el PAN con 79, el PRI con 48, el PT 48, Movimiento Ciudadano 25, Encuentro Social 21, PRD 11, el Verde 11 y 4 sin partido, por lo que la suma de Morena y sus aliados les permite hacer reformas constitucionales avasallando a su oposición cuando es necesario. De los 15 estados en disputa solo Baja California está bajo el manto de Morena.

En las elecciones para Diputados Federales, Morena tiene mucho que perder si no logra la mayoría simple o absoluta de 251 diputados y con sus aliados la mayoría calificada de 334 para hacer modificaciones constitucionales y continuar con las transformaciones comprometidas. Los datos disponibles anticipan mayor competitividad lo que obligará a recurrir más al ejercicio de la política para acceder a consensos, donde los aliados de Morena jugarán un papel estratégico.

Por lo que toca a la elección para gobernadores, cualquiera que sea el resultado será positivo para Morena pues según sondeos de opinión puede lograr entre 7 y 9 gubernaturas, cifra menor a las 14 que hace pocos meses podía obtener, según información de aquel momento fundada principalmente en la aprobación del presidente que ya vimos que no necesariamente traslada a su partido y a sus candidatos.

Resultarán cómputos muy cerrados en algunos estados, lo que augura que el segundo tiempo de la elección será en tribunales: Campeche, Chihuahua y Nuevo León. También vemos emerger un tercer jugador en la contienda que es Movimiento Ciudadano, después de Morena y la coalición PRI-PAN- PRD.

Comunicación política.

Sin estar en la boleta el protagonista de la comunicación en medios nacionales fue el presidente, quien se movió riesgosamente en la frontera marcada por la legislación de la materia y los órganos electorales y mantuvo el debate con tirios y troyanos, mientras que la oposición apenas logró trasmitir su llamado al voto útil. En las campañas estuvieron ausentes propuestas que le hicieran sentido a los electores y muchos aspirantes cayeron francamente en el ridículo. Los 20 millones de spots que nos recetaron pasaron debajo del radar el respetable que nos los atendió.

A nivel local los candidatos a gobernadores, presidentes municipales y legisladores también hicieron su esfuerzo por colocar sus propuestas en los públicos regionales, pero al parecer con poco éxito. Lo que reportaron los medios fue ausencia de propuestas viables y la existencia de espacios pagados en periódicos, radio y redes sociales, con mensajes banales.

elecciones 2021
Foto: ProtoplasmaKid / Wikimedia Commons / CC-BY-SA 4.0

Como nunca, las redes sociales jugaron un papel relevante porque es la mejor manera de llegar al gran publico que no está atento a los medios tradicionales y es ajeno a la activación política, por la falta de recursos económicos de los partidos y muchos de los candidatos -existen ejemplos de quienes gastaron a manos llenas- y por la pandemia que modificó la manera de acercarse a la gente.

Factores que pueden marcar la elección.

  • La pandemia que puede inhibir el voto.
  • En sentido contrario, que los llamados al sufragio hayan caído en tierra fértil y se presente una robusta participación. Existen datos que sugieren una participación mayor al 50% cuando en elecciones intermedias ha sido del 45%.
  • La definición que tomen de ultima hora los indecisos y con ello puedan hacer la diferencia.
  • El temor a la violencia también puede desalentar la participación ciudadana, particularmente en algunos lugares del sur del Estado de México, Guerrero, Michoacán o Oaxaca.
  • El humor social optimista por los avances de la campaña de vacunación ha favorecido a la aprobación del presidente López Obrador, la cual está en 59% de acuerdo con encuestas.
  • Albazos de candidatos que el domingo por la tarde se proclamen ganadores en momentos de incertidumbre y mantengan candente la fase jurisdiccional por derrotas por menos de cinco puntos porcentuales.
  • Saturación de los tribunales por la concurrencia de impugnaciones.

Salgamos todos a votar.

En muchos sentidos el futuro del país está en juego. De ahí la importancia de que todos escuchemos el repique de las campanas que nos llaman a las urnas y sufraguemos de manera responsable y atendiendo a nuestra conciencia ciudadana con compromiso y de manera libre e informada. Actuemos de manera corresponsable. Nos vemos en la casilla.

También puede interesarte leer: ¿Qué es un vocero 360°?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top