Toma de decisiones a partir de datos duros: trazar la ruta correcta a nuestro destino

Texto de Maira González Baudouin, consultora de comunicación en Cuadrante Estrategia y Comunicación.

Los últimos años hemos sido testigos del afán generalizado por ser parte de la transformación digital y el diseño de estrategias para cumplir con este objetivo. Uno de los elementos esenciales para el éxito o fracaso de este propósito es la toma de decisiones basada en el análisis de datos en contexto.

Se ha de tener presente que tomar decisiones basadas en datos no es una garantía absoluta del éxito de todas ellas, pero sin duda disminuye tanto las posibilidades de tomar decisiones erróneas como el grado de desacierto en el que se pudiera incurrir.

El análisis de datos busca optimizar la información recabada con el fin de encontrar hallazgos, obtener conclusiones y lograr decisiones estratégicas en menor tiempo.

Algunas de las ventajas del análisis de datos son:

  • Toma de decisiones más eficiente e informadas al estar respaldada por datos duros.
  • Identificación de áreas de oportunidad o procesos que requieren mejora.
  • Entendimiento de las audiencias: ¿qué quieren? ¿Qué necesitan?
  • Brinda mayor certeza al diseño de una estrategia; a partir de datos podemos encaminar esfuerzos hacia el cumplimiento de los objetivos planteados.
  • No es necesario ser un especialista en estadística; lo relevante es que conocer el tema, tener curiosidad y realizar las preguntas correctas.

¿Por qué añadir al análisis de datos el contexto?

Se podría contar con un sinfín de información: enormes bases de datos con múltiples variables, sin embargo, es necesario tomar en cuenta el contexto en el que esa información fue compilada, de otra manera los datos por sí solos no nos darían la información completa y necesaria para una buena toma de decisiones. ¿Cuáles eran las condiciones socioeconómicas en ese momento? ¿Cuáles eran las principales preocupaciones de quienes fueron entrevistados o encuestados? ¿Qué coyunturas eran las dominantes?

Grosso modo, existen tres tipos de análisis de datos que emplean las organizaciones para guiar su toma de decisiones:

1.- Análisis descriptivo:

La organización cuenta con datos que han sido recabados en el pasado. Con el fin de que sean útiles, éstos deben ordenarse y simplificarse, para lo cual muchas veces se utiliza determinado software, así se logra una visualización óptima que lleve a las conclusiones adecuadas y a su vez, a partir de éstas a tomar las  decisiones necesarias para cumplir con los objetivos planteados. Algunas de las preguntas que se podrían responder a partir de un análisis de este tipo serían ¿Qué productos son los más vendidos? ¿Qué tipo de servicios son los más demandados? ¿Qué campañas tuvieron más impacto?

2.- Análisis predictivo

A partir de modelos matemáticos, al contar con una cantidad de datos estadísticamente representativa se puede predecir -con cierto margen de error- qué sucesos son más probables de acontecer. Esto es el machine learning, la aplicación de técnicas y modelos  estadísticos a datos históricos de una organización, con el fin de pronosticar cierto resultado. Por ejemplo: a partir del comportamiento pasado de ciertos compradores, predecir si serán más o menos propensos a adquirir determinado producto, o bien a partir del conocimiento del tipo de contenidos que consume cierta audiencia, pronosticar si se interesará o no en cierto evento.

Conforme una organización avance en su transformación digital este tipo de análisis dejará de ser experimental para consolidarse como un proceso esencial.

3.- Análisis prescriptivo

Este tipo de análisis va más lejos que los dos tipos de análisis previos: su propósito es trazar rutas de acción a una empresa y no solo eso, cuantificar dichas acciones. Por ejemplo: lanzar una nueva campaña, generar un nuevo tipo de contenido, incursionar en un  nuevo mercado. ¿Qué ventajas le traería estas decisiones a la empresa? ¿Cuáles serían los costos y los riesgos?

También puede interesarte: ¿Qué es y qué debes saber del marketing de contenidos?

Marketing de datos: la importancia del Big Data

El término “Big Data” no sólo se refiere a los datos en sí, también involucra los desafíos, las capacidades y las competencias que se relacionan con el almacenamiento y el análisis de cantidades considerables de información y como pueden ser utilizados para una toma de decisiones más precisa y oportuna que lo que se hacía anteriormente, como su nombre lo dice: toma de decisiones a partir de grandes datos.

Para entender qué es el Big Data es importante conocer las 5Vs que la caracterizan:

  • Velocidad-> ¿Con qué velocidad necesito la información?
  • Volumen-> ¿Cuál es el volumen necesario de datos?
  • Veracidad-> ¿Puedo garantizar la veracidad de la información? ¿Cómo?
  • Valor-> ¿Cuál es el valor de la información que voy a analizar y de sus posibles resultados?
  • Variedad-> ¿Tengo una muestra variable y representativa de datos?

Tener una gran cantidad de datos no conduce de forma automática a una mejor gestión de nuestra comunicación y marketing; si bien provee un enorme potencial, los datos en sí no lo son todo. Será el análisis de esa información, los conocimientos que deriven de dicho análisis y  las conclusiones que se obtengan lo que permitirá generar una estrategia de comunicación exitosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top