Jornada electoral en Estados Unidos, todo se acaba hasta que se acaba.

Texto de Cynthia Llanos, directora de grupo en Cuadrante Estrategia y Comunicación.

Este día se realizan las elecciones en Estados Unidos en una carrera entre dos figuras con plataformas y personalidades completamente diferentes.

La jornada electoral de este martes comienza cuando cerca de 98 millones de norteamericanos, en medio de la pandemia, han ya emitido su voto anticipadamente, 35.5 millones en persona y 62.1 millones por correo lo que representa 73% de aquellos que votaron en 2016, por lo que se estima que el número de votantes en esta elección supere a los cerca de 139 millones de ese año.

¿Cómo llegan ambos candidatos al “super martes”? Biden ha mantenido una constante ventaja en las encuestas.  En la “encuesta de encuestas” Biden aventaja con 52% de las preferencias contra 44% de Trump.  Sin embargo, la desconfianza en las encuestas no se ha borrado luego de los resultados de 2016 que anticipaban la victoria demócrata.  Si bien Clinton ganó el voto popular por 2.1% de diferencia (2.8 millones de votos), obtuvo solamente 232 votos electorales contra los 306 de Trump.  La diferencia es que Biden va mejor en las encuestas de lo que Clinton estuvo hace cuatro años.

Se requieren 270 votos electorales para ganar la elección.  Biden trae una sólida ventaja en estados que representan 212 votos electorales mientras Trump la trae en estados con 125 votos electorales.  Para ganar, Biden requiere repetir los estados que Clinton ganó hace cuatro años, predominantemente demócratas, más algunos estados bisagra, como se conoce a estados que pueden votar demócrata o republicano.

Los tres principales estados bisagra en esta elección se espera sean Pennsylvania con 20 votos electorales, Michigan con 10 y Wisconsin con 10.  En los tres estados, Trump ganó hace 4 años por escaso margen y ahora Biden lleva la delantera en las preferencias con 3.7% en Pennsylvania, 5.4% en Michigan  y 9.2% en Wisconsin. 

Lo más interesante en esta elección es que los demócratas estén dando batalla en estados que se inclinan más por los republicanos como Arizona (Biden arriba por 2.2%), Carolina de Norte (empatados) y Florida (Biden arriba por 3.1%), o incluso en estados de pura sepa republicana como Georgia (empatados) y Texas (Trump arriba por 1.3%). 

Arizona, Florida y Carolina del Norte al permitir conteo antes del martes, podrían declarar al ganador este 2 de noviembre. Sin embargo, en Pennsylvania, Michigan y Wisconsin tienen reglas de solo contar el voto anticipado a partir de este martes o incluso el miércoles.  Esto significa que el conteo puede durar varios días.  Adicionalmente, Pennsylvania podrá contar votos que lleguen hasta tres días después del martes. Se prevé que un buen número de votos estén contados para el viernes, pero si este estado resulta muy reñido se tiene hasta el 23 de noviembre para un resultado final. Por otro lado, se calcula que el conteo este finalizado máximo el viernes en Michigan mientras en Wisconsin se espera tener conteo final este martes o miércoles.

Mientras Biden se concentró este domingo en el importante estado de Pennsylvania, (hay que recordar que él nació en la ciudad de Scranton en ese estado, aunque hizo su carrera política en Delaware), Trump en un intento desenfrenado de remontar su desventaja, hizo concentraciones en cinco estados clave.

Otro ejemplo de que Trump está consciente de su desventaja en las encuestas es su twitt de este lunes que causó polémica al señalar que la decisión de la Suprema Corte (hace un mes) de permitir que se cuenten votos que lleguen hasta tres días después del día de la elección en Pennsylvania “es algo muy peligroso” que conducirá a “fraude desenfrenado y violencia callejera”. Como suele hacerlo, no proporcionó evidencia alguna para sustentar semejante afirmación.

Este hecho sucede días después de que se filtrara que fuentes cercanas a Trump señalaran su intención de declararse ganador este martes, si ve que los resultados lo favorecen, aunque no haya alcanzado los 270 votos electorales requeridos y falte conteo de votos por correo que este año serán más que los emitidos en casillas.

En consideración a lo anterior, es posible que no se tenga ganador declarado en la jornada del martes debido al tiempo que tomará para contar los más de 60 millones de votos emitidos por correo.  Cada estado tiene reglas diferentes para hacerlo y unos están menos preparados que otros para procesarlos rápidamente.

La mayor incertidumbre, sin embargo, es la respuesta de Trump ante la desventaja que enfrenta y si tendremos que esperar litigios antes de la declaración de un ganador definitivo.  En escenas nunca antes vistas en ese país, tiendas y negocios han colocado cubiertas protectoras a ventanas y escaparates, así como cuando se avecina un huracán, por si se dan protestas en la capital estadounidense.

Además de la presidencia, están en juego la totalidad de la Cámara de Representantes en donde se espera que los demócratas retengan mayoría y 35 asientos, una tercera parte, del senado.  Hay cinco elecciones prácticamente empatadas así que los demócratas tienen oportunidad de ganar también mayoría en el senado, dependiendo del resultado final de estos cinco asientos clave.

También te puede interesar: ¿Cómo compartir el mismo mensaje a distintas audiencias clave?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top