¿Dónde están las mujeres? Estrategias para empoderarlas

Texto de Itzel Meyenberg, directora de grupo en Cuadrante Estrategia y Comunicación.
La presencia de las mujeres en el mercado laboral es un tema ampliamente estudiado por diversas instituciones académicas. Incluso hay varios estudios que demuestran los beneficios económicos de integrar a las mujeres en puestos clave. Según Forbes, el 20% de las empresas con mejores resultados financieros tienen una proporción mayoritariamente de mujeres en puestos de liderazgo. Por su parte, el Peterson Institute for International Economicsafirma que las empresas que tienen más mujeres en puestos de mando son más rentables.

En su más reciente informe, McKinsey Global Institute (MGI) (How advancing women´s equality can add 12 trillons to Global growht) explica cómo el avance de la equidad de género puede sumar hasta 12 billones de dólares al crecimiento mundial. Según este estudio -que analizó 95 países-, al mejorar la equidad de género en una región (por ejemplo, América Latina), ésta podría aumentar el PIB anual en más de 10% para el año 2025, comparado con 2014.

En México 4 de cada 10 personas económicamente activas son mujeres y 1 de cada 3 familias en México es sostenida por una mujer.

Además, en nuestro país las mujeres cada vez están más preparadas y capacitadas para enfrentar los retos del mercado laboral. Según cifras de ANUIES la matriculación de las mujeres en posgrados es de un 50.4%, mientras que en las maestrías el panorama femenino se ubica en un 51.2%. Esto es una muy buena noticia.

Sin embargo, las mujeres nos enfrentamos diariamente a distintos retos que detienen y/o frenan nuestro desarrollo profesional. Por citar algunos, podemos hablar de la insuficiencia de oportunidades de crecimiento, de la carencia de modelos femeninos a seguir en los corporativos, y principalmente, la falta de compatibilidad entre la vida profesional y personal.

En su momento, yo también me enfrenté con políticas corporativas que no favorecen el equilibrio profesional y personal, lo cual me obligó a tomar una decisión a favor de mi familia y a buscar opciones laborales que me permitieran seguir haciendo lo que sé y lo que amo: la comunicación estratégica, sin descuidar a mi bebé. Si bien tuve mucha suerte, no todas las mujeres encuentran oportunidades que les permitan conciliar sus mundos.

Es por ello, que empresas y gobierno tienen que trabajar de manera coordinada con el fin de implementar programas que impulsen el crecimiento de las mujeres en el ámbito laboral y, que también, les permitan lograr un equilibro en su vida personal: es fundamental impulsar la adopción de esquemas flexibles para facilitar la reinserción de las mujeres en sus puestos de trabajo después del nacimiento de sus hijos, a través de horarios reducidos o con la posibilidad de trabajar a distancia (home office). Además de la implantación de programas especiales de relevo de los puestos de dirección, con el fin de acompañar a las mujeres con estrategias diferenciadas que apoyen su desarrollo de carrera, como por ejemplo el mentoring, lo cual les permita alcanzar puestos gerenciales y directivos.

Algunos de nuestros clientes cuentan con programas muy exitosos que impulsan el crecimiento de las mujeres en sus organizaciones.

Un caso que me gusta mucho es el de Mondelēz México, la empresa líder en snacks, que cuenta con programas a favor de las mujeres, que buscan promover una cultura de diversidad e inclusión, así como su empoderamiento.

Por ejemplo, la compañía ofrece la posibilidad de prolongar la ausencia laboral por maternidad o maternity leave adicional a lo que garantiza la ley, en esquemas que van en total desde los tres hasta los seis meses, ya sea asistiendo de medio tiempo, realizando trabajo remoto o bien en total ausencia sin goce de sueldo y con la garantía de que al término se respetará la posición de trabajo para reincorporarse en la empresa. Tan sólo en los últimos cinco años, 78 mujeres han ejercido el beneficio de la maternidad extendida en Mondelēz México.

Si bien, cada vez más empresas ofrecen programas que impulsan el crecimiento de las mujeres, aún queda mucho por hacer y está en todos nosotros, desde nuestras distintas trincheras, impulsar la agenda de género en el ámbito laboral.

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja el punto de vista de Cuadrante Estrategia y Comunicación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top