Comunicación en entornos VUCA

Texto de Maira González Baudouin, consultora de comunicación en Cuadrante Estrategia y Comunicación.

La contingencia sanitaria por coronavirus COVID-19 que se vive en México y el mundo ha traído cambios importantes en prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana y laboral: altos índices de desempleo, caídas en el PIB de grandes economías, quiebra de negocios, nuevas formas de comunicarnos, etc. Estamos ante situaciones cambiantes y algunas de ellas radicales.

El contexto obligó a empresas y organizaciones de todos los sectores a replantear procesos y políticas de trabajo, pero también, en muchos casos, ha servido para definir la comunicación como un pilar clave para las compañías. En este sentido, cada una de las estrategias de comunicación que se propongan deben considerar sí o sí, el entorno VUCA en el que vivimos. ¿A qué nos referimos con VUCA? Es un acrónimo en inglés, procedente de un término militar, que está compuesto por cuatro conceptos: Volatilidad (volatility), Incertidumbre (uncertainty), Complejidad (complexity) y Ambigüedad (ambiguity).

  • Volatilidad: cambios que se dan tan rápido que son poco previsibles, lo que hoy es, mañana ya no.
  • Incertidumbre: incapacidad para predecir las situaciones.
  • Complejidad: dificultad para entender y manejar el contexto, las circunstancias que influyen a favor o en contra se mezclan.
  • Ambigüedad: complicación para comprender las relaciones entre los distintos elementos que están presentes, ya no hay blancos o negros.

Ante estos elementos, ¿qué podemos hacer? Bob Johansen, del Institute for the Future, definió una teoría paralela para contrarrestar los efectos que provoca el entorno VUCA y que podemos aplicar en la comunicación. La figura de un líder siempre ha sido relevante; sin embargo, hoy toma mayor relevancia, porque se necesita de alguien que no solo responda al caos, sino que se convierta en un agente de cambio para crear nuevos futuros.

  • Mantener una visión clara que permita emplear metodologías para responder a los cambios.
  • Entendimiento del panorama general, capacidad para observar y comprender todo lo que pasa alrededor.
  • Buscar claridad en las ideas y proponer soluciones sostenibles.
  • Agilidad para comunicar con todas las audiencias de la mejor manera.

Se debe dar prioridad a estrategias de comunicación que tengan la capacidad de generar nuevas ideas y que su ejecución sea dinámica, flexible y con empoderamiento. No sabemos si los entornos VUCA llegaron para quedarse, pero estemos seguros que en los próximos meses, continuaremos viviéndolos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top