¡Aprende a escuchar a tus seguidores: podrían darte oportunidades y hasta una idea millonaria!

Texto de Maira González Baudouin, consultora de comunicación en Cuadrante Estrategia y Comunicación.

La historia detrás de Uno Minimalista

¿Quién no ha jugado Uno? Yo recuerdo jugarlo con mi familia en las vacaciones ya hace bastantes ayeres. También lo jugué mucho durante los años que estuve en un grupo de teatro en los tiempos muertos  y ahora en tiempos de pandemia con mi hija.  Tres momentos muy diferentes de mi vida. ¿Cómo un juego, cuya premisa es bastante sencilla puede seguir vigente a pesar de los años?

Si consultan diversos sitios de compra en línea verán que hay infinidad de versiones de este juego: algunos con licencias para que lleven personajes de dibujos infantiles, otros que proponen ciertos cambios en el patrón de juego hasta versiones premium como es el caso de Uno minimalista.

Lo que tal vez pocos saben es la historia detrás de esta edición. Aquí se las cuento de manera breve.

Warleson Oliveira, un joven diseñador gráfico brasileño creó -en su casa y con sus recursos- una versión de este juego de cartas con un aspecto minimalista, dejó de lado los diseños multicolor y utilizó la menor cantidad  de detalles posibles. Llevó su idea hasta sus últimas consecuencias: dejó únicamente lo estrictamente necesario en cada carta del juego.

Después, Oliveira hizo una fuerte campaña por redes sociales, causó sensación en la red y viralizó su propuesta, logrando llamar la atención de Mattel.

Por lo regular, cuando alguien realiza una versión no oficial de productos que son propiedad intelectual de alguien más, las compañías los contactan para pedirles amablemente que dejen de utilizarlos, de no hacerlo, podrían incluso a tomar medidas legales. Sin embargo, éste no fue el caso: Mattel reconoció el concepto creativo de Oliveira y el potencial que ofrecía, así como  el gran movimiento que éste generó en redes sociales.  La propuesta fue tan buena que la juguetera contactó al brasileño con la intención de trabajar juntos, llevando el concepto a la realidad en menos de 30 días.

Este es un ejemplo muy claro de cómo una empresa que está pendiente de su audiencia y se involucra con ésta puede encontrar importantes oportunidades, incluso su siguiente gran concepto creativo.

Uno Minimalista

El superpoder de saber escuchar a tus audiencias

Ya se ha hablado en otras entradas del valor que tiene escuchar a tu audiencia y como la empatía es un “superpoder” que permite a las marcas diferenciarse y ser recordadas en un contexto complejo y lleno de ruido.

Esta empatía y capacidad de escuchar a nuestras audiencias claves, no solo lleva beneficios a éstas, sino que también va acompañada de ventajas para la marca. Por ejemplo:

  • Entender las necesidades de los consumidores. Pareciera algo muy sencillo. Pero en ocasiones a las marcas no les es fácil entender qué necesidades tienen sus audiencias  y cómo  pueden satisfacerlas.
  • Comprender que pasa en el sector. Para generar una estrategia eficiente, es elemental conocer lo que sucede en nuestro entorno
  • Saber qué se piensa de la competencia. Nos guste o no, tu marca es sólo una opción entre otras. Para hacerla visible y relevante, es importante saber que piensan las audiencias de nuestra competencia.
  • “Pronosticar” sus necesidades futuras. Cuando realmente ponemos oídos (y mente y corazón) a la conversación de nuestros seguidores, podemos estar un paso adelante: imaginar sus necesidades y deseos futuros y adelantarnos a sus necesidades.
  • Conocer las tendencias del mercado. Estas pueden ser tanto una amenaza o bien la oportunidad que necesitabas, lo importante es conocerlas a fondo y cuanto antes.

Es importante tener presente que no basta escuchar a tu audiencia, es importante que la marca esté dispuesta a cambiar: a hacer ajustes y modificaciones.

Escucha participativa y cocreación

La oferta de un mercado –  servicios o productos- es definida por una serie de valores funcionales y tangibles: calidad, durabilidad, eficiencia, precio, pero también se asocia a otras cualidades no tangibles como: confiable, responsable, atento, comprometido. Y no son solo palabras al aire, estas definiciones intangibles están intrínsecamente relacionadas a las marcas y a la percepción que se tiene de ellas y por ende en su éxito o fracaso.

De hecho, el estudio “Marcas con valores: el poder del consumidor ciudadano” destaca como este factor intangible  tiene cada vez más peso en las decisiones de compra de los consumidores. A esto hay que añadir  otro elemento que es parte ya de nuestra cotidianidad: la digitalización. Las redes sociales y las plataformas existentes han empoderado a las audiencias quienes a través de éstas han reinventado y modificado su relación con las marcas.

Está claro que hoy más que nunca los consumidores buscan interactuar con las organizaciones, y hacerlo  de una forma continua, bidireccional y transparente.

Las audiencias reclaman un rol abiertamente participativo. De acuerdo al estudio ya mencionado, un 80%  quiere que las marcas abran procesos participativos en los que puedan dar su opinión y compartir ideas. Esto supondría pasar de la escucha activa a la escucha participativa: es decir, que las marcas no solo estén atentas a la conversación de sus audiencias si no las hagan partícipes de sus procesos con el fin de retomar activamente tanto sus inquietudes y demandas como sus propias ideas o propuestas. Como fue el caso de Oliveira y Mattel.  

De acuerdo a este mismo estudio el consumidor busca cocrear con sus marcas favoritas, algo especialmente reclamado por los millenials, la generación que ha venido a cuestionar muchos esquemas. De hecho, dentro de este grupo de edad el 90% pide no solo participar sino tener capacidad de decisión es decir, cocrear  junto con sus marcas favoritas.

La escucha participativa y la cocreación con las audiencias clave incrementa el sentimiento participativo y  tiene un efecto sobre la percepción de estas  marcas como  transparentes, receptivas  y comprometidas con sus audiencias- al mostrar que pueden incluir o cambiar elementos propuestos por sus seguidores.

También puede interesarte: Marcas que perduran en el tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top