Periodismo: A Cuatro años de la curiosidad que manchó una casa blanca

9 Shares

Texto de Hugo Lozano

La frase “curiosidad periodística” la emitió Carmen Aristegui en su nuevo espacio radiofónico, al recordar que el pasado viernes 9 de noviembre se cumplieron cuatro años del reportaje sobre la “Casa blanca” del presidente en funciones, Enrique Peña Nieto.

La periodista argumentó que esa curiosidad periodística surgió una vez que se publicó una entrevista a Angélica Rivera en la revista Hola, la última Primera Dama de México, -considerando que Beatriz Gutiérrez, esposa de Andrés Manuel López Obrador, ya no utilizará esa denominación-.

La entrevista se dio en una casa lujosa que habitaría la familia Rivera-Peña una vez concluyera el sexenio, lo que dio pie a que el equipo de Aristegui, conformado por Rafael Cabrera, Irving Huerta, Daniel Lizárraga y Sebastián Barragán, investigara a fondo, desatando una serie de reacciones, también silencios, pues se habló de un posible conflicto de intereses por parte del jefe del Ejecutivo.

El inmueble ubicado en Lomas de Chapultepec estaba registrado a nombre de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, filial de Grupo Higa, propiedad del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, contratista del Gobierno del Estado de México cuando Peña Nieto era gobernador.

A principios de diciembre del 2014, el columnista Salvador García Soto en El Universal publicó que detrás de ese reportaje se encontraba la mano de Marcelo Ebrard, próximo secretario de Relaciones Exteriores.

El 8 de diciembre de ese año, García Soto escribió que todo derivó de un “expediente político” que se comenzó a desarrollar en 2010, participando un equipo “especializado de inteligencia y espionaje” que “trabajaba bajo las órdenes” del que era jefe de Gobierno del entonces DF, Marcelo Ebrard.

Sin embargo, el reportaje incidió significativamente en la imagen del gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, ya golpeada ante la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos, en Guerrero, registrada el 26 de septiembre de ese 2014.

No cabe duda de que la subjetividad en el periodismo es factor para despertar la curiosidad periodística de uno u otro tema. En un artículo publicado en El País, la periodista Milagros Pérez Oliva escribió que “ninguna información, por muy factual que sea, queda totalmente libre de las impregnaciones ideológicas o culturales del periodista” (17 de julio de 2011).

Está por arrancar un nuevo sexenio y se avecina un derroche de curiosidad periodística para el próximo gobierno, sobre todo de aquellos que hace cuatro años prefirieron omitir el tema de la casa blanca; en ese entonces, no encontraron nada que pudiera manchar ese inmueble.

Hugo Lozano es consultor en Cuadrante, Estrategia y Comunicación SC.

Twitter:@jehulc

 

9 Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top