El “call to action” del próximo gobierno

0 Shares

Texto de Hugo Lozano

En estos días ha sido motivo de análisis, así como de críticas tanto positivas y negativas la consulta en torno al Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), promovida por el próximo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

El resultado ya los medios han dado cuenta de ello, participaron más de un millón de personas de las que el 69% optó por Santa Lucía y el 29% decidió continuar con la obra de Texcoco.

El debate de si los resultados son o no válidos o si el proceso fue legal o no se ha discutido y se seguirá discutiendo ampliamente, lo que quiero subrayar en este artículo es lo que puede derivar a futuro la participación de la gente.

Previo a este ejercicio surgió una polarización en redes sociales muy similar a la experimentada durante el proceso electoral, sin embargo, en los cuatro días de la consulta no se registraron connatos de violencia.

Otro factor para destacar es que, a pesar de que los medios mostraron deficiencias en el ejercicio, así como los constantes señalamientos de algunos opinólogos sobre la vialidad de la consulta, la afluencia de la gente a las mesas instaladas superó las expectativas.

En las relaciones públicas y la mercadotecnia, a la hora de hablar de estrategias en redes sociales es una constante la necesidad de motivar el “llamado a la acción” o “call to action”.

Se trata de “optimizar una estrategia para que el usuario genere una respuesta” (Edgar Sánchez, Merca 2.0, 5 de marzo 2018); pues bien, el gobierno entrante creó algo similar para motivar la participación de 1 millón 967 mil 859 ciudadanos.

Como precandidato, Andrés Manuel López Obrador había lanzado señalamientos de que echaría para atrás el NAIM, agregando que se construirían dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía; ya como candidato, dijo que la continuidad del NAIM en Texcoco dependería de lo que dijera el pueblo, por medio de una consulta.

Desde un inicio López Obrador mostró su interés por Santa Lucía, pero generó la expectativa para que a través de un “call to action” la gente fuera partícipe en la determinación, con todos los “asegunes” que se han dicho.

Será de pronósticos reservados la relación que se dé entre el próximo gobierno y el sector empresarial, pero será mucho más relevante ver el comportamiento de la gente ante futuros proyectos o acciones de gobierno.

Con el antecedente de esta consulta, la participación ciudadana podría ser una exigencia permanente; por supuesto, esto no suena nada bien para quien le gusta imponer, pero hay que adaptarse a los tiempos que posiblemente están por venir en los que el “call to action” será una constante entre la población.

 

Hugo Lozano es consultor en Cuadrante, Estrategia y Comunicación SC.

@jehulc

 

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja el punto de vista de Cuadrante Estrategia y Comunicación.

 

0 Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top